Slider

Galería De Fotos

Paterson

República Dominicana

Estados Unidos

Internacionales

Deporte

Farandula

» » » ¿Cómo consiguió ocultar Miguel Bosé a su novio durante 26 años?


Llevaban 26 años de convivencia pero aún así, y pese a que Miguel Bosé es uno de los rostros más conocidos del panorama nacional, se desconocía la relación que mantenía con Nacho Palau. En las casi tres décadas de amor la pareja ha conseguido guardar con recelo su intimidad, sin posar en ningún photocall juntos ni publicar ninguna imagen en sus redes sociales. En todo ese tiempo de relación oculta tan solo existen dos imágenes de ambos, una en noviembre de 2011 y otra, en octubre de 2014.

No ha sido hasta la semana pasada cuando se ha hecho pública su relación tras poner fin a su noviazgo. El propio Palau desvelaba a través de un comunicado -emitido por su abogado José Gabriel Ortolá Dinnbier- que habían decidido tomar caminos diferentes y anunciando que había emprendido acciones legales contra el cantante «para la defensa y protección de sus intereses y de sus cuatro hijos menores».

Según informó ABC el pasado fin de semana, Bosé y Palau pusieron fin a su relación hace un año. Vivían entonces en Panamá y no fue hasta este verano cuando, y tras un fuerte detonante que se desconoce, cada uno emprendió caminos en solitario, condenando a la separación a sus cuatro hijos: Diego y Tadeo de Ivo y Telmo, dos pares de hijos gemelos, fruto de dos gestaciones subrogadas que Bosé y Palau tramitaron en 2010 por separado y que nacieron en 2011 y que tan solo se llevan siete meses de diferencia.

Discreción

Desde que saltase a la luz ruptura, la noticia no ha dejado de copar titulares en medios de la prensa del corazón. No se entiende cómo una persona tan mediática como Miguel Bosé ha podido ocultar una relación de tantos años de convivencia. El único de sus amigos que forman su círculo más íntimo ha sido Boris Izaguirre, quien fue preguntado a los pocos días de la emisión del comunicado: «Los amigos de Miguel somos siempre sus amigos y entendemos una cosa muy importante, respetamos mucho su silencio cuando él lo pide», y apuntó lo que más necesita el cantante ahora mismo es el cariño de sus seres queridos: «Sus amigos somos sus amigos por la discreción que tenemos, por cierto, Miguel y yo somos amigos desde hace más de 20 años. La verdad es que pienso que en este momento hay que estar de su lado y de su parte», añadió zanjando el tema.

El cantante es tremendamente celoso de su intimidad, de ahí que tenga fama de huraño y díscolo con la prensa. Dicen las malas lenguas que en una ocasión llegó a decirle a un reportero que le perseguía que le hiciera «preguntas más inteligentes y no de un niño de patio de colegio». Esta no fue la primera vez que se enfrentó a los medios de comunicación, pues en más de una ocasión ha expulsado a sus entrevistadores si se sentía ofendido o le hacían alguna pregunta incómoda.

Quizás este el motivo principal por el que el artista decidiese abandonar España en busca de la tranquilidad panameña y sobre todo para proteger la privacidad de sus hijos y alejarlos de la prensa del corazón de nuestro país. «Elegí este lugar por su seguridad y por las conexiones aéreas», explicó en su día Bosé, quien aseguró que la mudanza también se debía a que «el 90% de mi trabajo está en América, en España tengo poco», por lo que Panamá era el país perfecto para «cenar en casa con mis hijos todos los días».

Relaciones

De sus relaciones personales poco o nada se ha sabido. Tan solo destacó la que mantuvo con Ana Obregón. La actriz aseguró que el cantante le dio «mi primer beso de amor» y que también fue el primero en romperle el corazón. Tras eso mucho se ha especulado sobre la orientación secual del cantante, un secreto a voces que nunca se llegó a confirmar hasta la semana pasada. «Para seducir, miro fijamente, me doy la vuelta y espero», fue una de las pocas declaraciones que el cantante realizó con respecto a temas del corazón.

Miguel Bosé triunfó gracias a su estética. Reinventó la moda masculina de los ochenta y noventa, y es conocido por jugar con la androginia. «Hay tres cosas que los hombres hemos perdido y de las que os habéis apropiado las mujeres: las joyas, que se han llevado en todas las civilizaciones y que yo uso mucho, el maquillaje y la falda, ambos usados históricamente por el hombre», opinó durante una entrevista para 'Vanity Fair'.

Uno de los rumores que más corría por aquella época era que a su padre Luis Miguel Dominguín no le gustaban los «looks» de su hijo ni su profesión de artista, aunque lo que sí se sabe con certeza es que con el tiempo padre e hijo limaron sus asperezas.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios.:

Leave a Reply