Cristiano Ronaldo firma su condena a dos años de cárcel por fraude fiscal

El portugués acuerda con Hacienda sustituir la pena de prisión por el pago de una multa de 360.000 euros y coincide en los juzgados con Xabi Alonso, que se niega a pactar

Se abrió la compuerta de una furgoneta negra y salió Cristiano Ronaldo del brazo de su pareja, Georgina Rodríguez. El cielo estaba encapotado y hacía un frío punzante en Madrid pero el condenado ni se quitó las gafas ni dejó de mostrar sus dos hileras de dientes, perfectamente regulares, mientras sonreía a las cámaras. Había unas 50 alineadas en las escaleras que le condujeron a la Audiencia Provincial.

El goleador de la Juventus acudió ayer a la sección 17 del tribunal para firmar su condena ante el juez. Un castigo de 23 meses de cárcel y una multa de 18,8 millones de euros en virtud del pacto al que llegó con la Fiscalía y Hacienda, por el que reconoció haber cometido cuatro delitos fiscales entre 2011 y 2014. “Cristiano ha sustituido la pena de prisión por el pago de una multa de 360.000 euros”, explicaron fuentes judiciales. “Lo único que ha hecho es venir a firmar el acuerdo ante el juez”.

“¡Ya está, ya está!, anunció el portugués al abandonar las dependencias de la Audiencia, después de media hora de trámite que él solicitó evacuar por videoconferencia desde Turín. No se lo permitieron, obligándole a presentarse públicamente. El tribunal también desestimó la petición de la defensa, que pretendía que su cliente pudiera ingresar directamente al parking subterráneo. Le escoltaron seis policías nacionales entre una multitud de más de un centenar de reporteros y curiosos.

Ronaldo acabó por aceptar los hechos que le imputaban después de negarlos en su primera declaración. En octubre de 2017, en la bulliciosa comparecencia del Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón, el futbolista afirmó que “jamás” ocultó nada y que no tuvo intención de evadir impuestos. Por consejo de sus asesores, Cristiano acabó aceptando los hechos que le imputaban.

La Fiscalía cifró en un primer momento en 14,7 millones de euros el fraude tributario y, tras el acuerdo con Ronaldo, lo rebajó a 5,7 millones de euros, si bien este deberá pagar casi 19 millones entre intereses y multas.

La concesión de la justicia alarmó a los expertos del Ministerio de Hacienda. Agrupados en la organización GETSHA. Estos funcionarios especializados publicaron un comunicado en el que lamentan “la excesiva benevolencia de la sentencia dictada”, ya que entienden que reduce entre un 16% y un 20% las cuotas defraudadas y rebaja las multas por debajo del mínimo que le correspondía pagar al no considerar lo que, técnicamente, es un “delito agravado” contra la Hacienda. “De esta manera”, señalan los peritos, “el portugués consigue una condena mucho más laxa que la impuesta a Messi” por un delito análogo. “Ronaldo”, concluyen, “ha ganado por goleada a Messi en los Tribunales”.

La sentencia determina que cuando Cristiano firmó por el Madrid, en diciembre de 2008, comenzó a tejer una trama para obtener un beneficio fiscal ilícito una vez establecido en España. Primero, simuló ceder la totalidad de sus derechos de imagen a la sociedad Tollin Associates, domiciliada en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas, del que Cristiano era socio único. Posteriormente, Tollin cedió la explotación de esos derechos de imagen a Multisports&Image Management, empresa domiciliada en Irlanda. El tribunal entiende que Cristiano creó Tollin exclusivamente como “pantalla” para ocultar sus ingresos a la Hacienda española. Añade que en diciembre de 2014 Tollin ingresó más de 78 millones de euros por la explotación de los derechos de imagen entre 2011 y 2014.


Demandado el pasado septiembre en un juzgado del Estado de Nevada (EE UU) por un presunto caso de violación ocurrido en 2009, el hombre vive sometido a un bombardeo jurídico-mediático desde que rompió la negociación de su renovación por el Real Madrid, en 2017. En su breve tránsito en público, solo se paró para firmar un autógrafo a un aficionado con un cartel de la Copa de Europa. Alguien le preguntó cómo estaba, a lo que él respondió: "Perfecto".(El País)

Publicado por 

Publicar un comentario

0 Comentarios