About Me




PDI se queda sin candidato presidencial; Ramfis Trujillo no aparece inscrito en ningún padrón electoral

Santo Domingo.- El Partido Demócrata Institucional (PDI), que preside el veterano político dominicano doctor Ismael Reyes Cruz, a muy poco tiempo para las elecciones se acaba de quedar sin candidato presidencial, ya que ha sido comprobado que el nieto del dictador de República Dominicana, Rafael Leónidas Trujillo Molina ni siquiera está inscrito en el Padrón Electoral, y eso complica más su situación, y a la propia organización que lo postula, quien rápidamente tiene que pensar en un sustituto.
Ramfis Trujillo solo tiene una cédula de extranjero naturalizado del 2016, y la nacionalidad dominicana de origen.
Se recuerda que el nieto del dictador fue proclamado hace ya más de un año como candidato presidencial del PDI, pero todo luce indicar que ese partido cometió un gravísimo error, ya que no investigó primero si Ramfis había renunciado a su ciudadanía norteamericana y luego si estaba registrado como dominicano en el Padrón de la Junta Central Electoral de República Dominicana.
Esta situación que afecta su candidatura y que deja sin candidato al PDI, tomó fuerza luego de una investigación de Yanessi Espinal publicada en el periódico El Caribe en su edición del 30 de agosto del 2018, donde se pudo comprobar que en los archivos de la Junta Central Electoral (JCE), Luis José Ramfis Rafael Domínguez Trujillo, se acreditó como dominicano en el 2016 a través del consulado dominicano en Miami, Estados Unidos, cuando realizó la transcripción de su acta de nacimiento.
Esto significa claramente que el nieto del sátrapa aparte de que no puede postularse a la Presidencia de la República, tampoco puede aspirar a Senador ni a Diputado, ya que el Artículo 79 de la Constitución dominicana establece un plazo mínimo de 10 años para poder aspirar a esta posición.
La misma situación ocurre para que Ramfis Trujillo pueda ser candidato a Senador o Diputado, el artículo 82 establece a los diputados los mismos requisitos, por lo que, para ambos cargos Ramfis calificará en el año 2026.
De igual manera el nieto del sátrapa tampoco podría aspirar a alcalde ni a Regidor, pues el Párrafo III del artículo 201 de la Constitución exige a las personas naturalizadas que se postulan a cargos municipales tener un mínimo de 5 años (plazo que Ramfis cumplirá en el año 2021).
Como si esto no fuera poco, el nieto del sátrapa ni siquiera podrá hacer un acuerdo para ‘’buscársela’’ y hacer negociaciones políticas, ya aparte de no tener partido propio, tampoco califica para ser ministro ni viceministro del Gobierno, ya que el artículo 135 de la Constitución establece a los naturalizados un plazo de 10 años para poder ser nombrados en dichas posiciones.
Esta es la cédula de extranjero de Ramfis Trujillo y la autorización de la JCE para transcribir su acta de nacimiento americana y naturalizarlo en el año 2016.
Como es bien conocido, el párrafo único del artículo 20 de la Constitución dominicana modificada en el 1994, establece que los hijos de madre o padre dominicanos, pero que han nacidos en el extranjero, si quieren ser Presidente de la República tienen que hacerse primeramente dominicano mediante un procedimiento administrativo por ante una oficialía del Estado Civil, órgano dependiente de la Junta Central Electoral, y Ramfis Trujillo jamás agotó este procedimiento ni ha renunciado a su ciudadanía norteamericana.
Por tanto, el señor Ramfis no tiene cédula dominicana, sino, que tiene una cédula de extranjero expedida por la Junta Central Electoral, y por eso, constitucionalmente no puede ser candidato presidencial de ningún Partido en la República Dominicana.
El nieto del sátrapa debe parar su estafa al pueblo dominicano, pues bajo todo lo anteriormente explicado, Ramfis vendría siendo una especie de fiambre político, ya que no califica para absolutamente nada y su show de celebridad artística que algunos ingenuos, sobre todo los miembros de una desesperada diáspora han comprado va a comenzar a caerse en cualquier momento.
Por estas poderosas razones legales es que ninguna figura de peso político, ningún miembro de la clase empresarial, ni de la artística ni siquiera de la alta sociedad dominicana han dado su respaldo al nieto del tirano, todo lo contrario, se mofan del caricaturesco espectáculo que el nieto del tirano está dando.
Pero aparte de todo esto, hace tiempo que la JCE le mandó a decir a la alta dirigencia del PDI a través de un emisario, que no pueden inscribir a Ramfis Trujillo, porque su candidatura no cumple con los requisitos de la Carta Magna, por lo que estarían perdiendo su tiempo quienes hacen campaña a favor de un candidato inexistente.
https://www.sincortapisa.com

Publicar un comentario

0 Comentarios