About Me




Víctor Díaz apela a la sabiduría de sus compañeros dirigentes del PLD.


Por Francisco Martínez
          ecohispano@gmail.com

SANTIAGO.- A juicio de Víctor Antonio Díaz, en estos momentos de aparente convulsión en el PLD, se demanda unidad total  y  apego a nuestro ordenamiento interno, y total confianza en la sabiduría de nuestros dirigentes.

La democracia que practicamos dentro del PLD, esa que garantiza el derecho de todos a elegir y ser elegido, esa que posibilita que cada miembro pueda ocupar posiciones internas y de gobierno, esa que garantiza estabilidad política y social al país, debemos cuidarla como un tributo a nuestro presidente Ad- Vitan.

Segú Díaz, en estos momentos, hay un líder, que ha demostrado con sobradas evidencias, su compromiso y apego a los intereses de nuestra organización, en virtud de los cuales él ha sido paciente, mesurado, sensato, y es por su respeto a esos intereses de nuestra organización y por su gran obra gubernamental, que debe continuar.

La armonía debe reinar en el PLD, y deben buscarse y encontrarse las vías que nos mantengan apegados a la misión encomendada por Juan Bosch a cada uno de nosotros, por amor a nuestra patria, completar la obra de nuestros patricios.

Aún falta mucho por hacer, y el pueblo dominicano reconoce eso, pero también ha reconocido el gran trabajo del partido de la estrella amarilla que nos guía, convirtiéndolo en la organización más grande, fuerte y organizada del país, y dándole su voto y su confianza en cada proceso eleccionario
Sostuvo el dirigente político, que en estos momentos de confrontación, en los que se han desbordado los mecanismos internos de resolución de conflictos; en los que la lucha, sin serlo, pareciera más una lucha de poder que el ejercicio de la democracia, se hace más necesario mantener la cordura, la sensatez, la paciencia, para tomar las decisiones que más convengan a la organización y al país.

A juicio del dirigente político Víctor Antonio Díaz, el  PLD  ha cumplido con hacer una distribución  equitativa de las riquezas del país, y en cuando a la pobreza, esta  se ha reducido ampliamente al dotar de servicios de educación, salud, agua potable, electricidad, transporte, a la gran mayoría de los ciudadanos del país.

El Partido de la Liberación Dominicana, nace con una misión específica más allá de la toma del poder. La visión que posibilitó la independencia de la república de la ocupación haitiana, llevaba consigo, además, de la independencia política y de todo dominio foráneo.

También, plantea Víctor Díaz, que el PLD nace además con la  independencia de pensamiento, y la independencia económica; promoviendo la distribución equitativa de las riquezas para el bienestar de todos los dominicanos.
La misión que iniciaron los trinitarios bajo el ideario de Juan Pablo Duarte, para hacer realidad la visión de independencia real de nuestra gente, fue lograda en cuanto a lo político, pues la expulsión de los invasores dio nacimiento a la república.

No decir lo mismo en el plano de la independencia económica y de la injerencia extranjera. Completar esa obra, ha sido la misión del PLD, y fue la razón de su fundación en 1973, bajo la guía del prócer de La Vega Real, Profesor Juan Bosch.

Publicar un comentario

0 Comentarios