PROCURA CONSERVAR LA HUMILDAD Y UNA CONCIENCIA CLARA


El que lee, escribe, y el que edita,  piensa.  La conciencia del que redacta  debe de ser pura y creíble. No podemos utilizar el lápiz como un látigo, ni para crear  perjuicios, y mucho menos para argumentar falsedades. Por tanto, lo malo no es decir la mentira, lo malo es que tu creas la mentira que dices.

Un hombre bien informado, no especula, concientiza a los demás.  Luchemos para que la sensatez y el buen juicio despierten el patrón del buen pensamiento en aquellos que dejan de dormir por pensar en el destino del otro y en la destrucción de la moral y la imágen de algunos hombres que si luchan y viven focalizados en el avance personal y en el crecimiento de tantos.

Ojalá llegue a tiempo a la mente de algunos hombres buenas ideas, el pensamiento crítico, para que sigamos por el buen sendero. Pongámos en práctica la gratitud, así nuestro espíritu podrá estar tranquilo, pensemos en el bien común.  Hay que llevar a un tribunal de conciencia a algunas personas. Es preferible quedar sólo con la verdad y en lo correcto,  antes que me sigan los injustos con los errores, hay una frustración en termino moral con los que son nuestros representantes que conlleva a un análisis profundo en este preciso momento.

Aprendamos a llevarnos bien para superar el respeto. Hagamos lo posible por ser buenos seres humanos, objetivos, sanos, sin malicia y confiados.

Entendiendo que la confianza engendra esperanza. Ojalá Dios limpie el raciocinio de algunos individuos que hacen  cosas  que prohíben que  el buen sentimiento actúe.

 *~Autor: Tony De León~*

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Excelente artículo hermano de León, cuanto me gustaría que su parecer sea interpretado y aplicado en el diario vivir de mucha gente que vive en la ignorancia.

    ResponderEliminar