Carta a Juan Aquino

Cuando apenas era un adolescente, tuve mi primer  trabajo en el Bufete de abogados “Pina Acevedo. Allí tuve el privilegio de contar con el afecto de todos,  muy especialmente del Dr. Ramón Pina Acevedo  y del Dr. César Pina Toribio.
Esto me llega a la mente  porque nunca conocí a una persona más “institucional”  e íntegra que Pina Toribio, solo quienes lo conocen de cerca, podrán entender lo que digo. Por esas cosas del destino, fui llamado a formar parte del equipo de prensa del Lic. Juan Aquino, otro “hombre institucional” e íntegro,  como el que más.
En una carrera contra el reloj, Juan Aquino, formaste  el más formidable equipo de campaña  como precandidato a diputado de Ultramar por el PLD en la Circunscripción 1. Todos fuimos testigos y actores del surgimiento de tus propuestas de campaña. Un lujo de propuestas, surgidas de las necesidades  que te comunicaban los propios  dominicanos en el “mano a mano” que se te ocurrió para escucharlos.
Ojalá, Juan,  que tus  propuestas, únicas en el espectro político, porque recogen el espíritu de esas  necesidades   que hoy golpean a la Diáspora, el PLD  y el ahora candidato,  decidan  hacerlas de ellos, porque si así lo hicieren, podrían retomar el camino perdido  de conectar con una  comunidad que fue abandonada por sus políticos.
Aceptar  la realidad de una  decisión de tu partido, que pudo golpear muy fuerte el ya agitado ambiente interno del PLD, te hace grande, Juan,  como un verdadero demócrata,  felicitaste al escogido por tu organización, Dr. Yomare Polanco. Con esa aptitud tuya, poniéndote por encima del bien y del mal, te engrandeciste, Juan Aquino, como uno de los gigantes, de esos  que entran a la historia partidaria  con sus  nombres escritos en letras doradas,  que solo los  demócratas a carta cabal aceptan, como un “hombre  institucional”, que a pesar de un posicionamiento envidiable de tu candidatura, saliste por la puerta grande, diciendo que saluda la decisión y llamando a la integración.
Hablando en nombre de ese formidable grupo de hombres y mujeres que te acompañamos en  todo lo largo y ancho de 12 estados de la Costa este de EEUU, conocedores de tu posicionamiento y  de  todas tus virtudes, te decimos:  «Los ecos de tus propuestas, aún retumban en las confusas esperanzas de una  Diáspora abandonada por sus políticos… fue un honor, Juventud!!

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. CARTA A JUAN AQUINO, pero no identifica al autor, a Juan lo vendieron sus propios compañeros, particularmente dos de ellos, que el sabe quienes son, le hicieron creer una cosa, le hicieron perder tiempo y dinero, sin embargo lo traicionaron.

    ResponderBorrar