Juan Carlos García, un colombiano que trabajaba como vigilante nocturno, había recibido varios avisos de sus vecinos con una noticia que no soportó: su esposa lo engañaba con otro hombre. Furibundo, ideó un plan para sorprenderlos y no dudó en matar a los dos amantes.

Según los comentarios del barrio Villa María, en Soledad (Atlántico), Sandra Castellanos, de 39 años, aprovechaba las prolongadas ausencias de su esposo para tener relaciones con Noé Gómez, de 35.

El barrio Villa María, en Soledad
El barrio Villa María, en Soledad

El pasado viernes, García se despidió de su familia antes de ir al trabajo, pero en realidad se ocultó en las cercanías esperando para comprobar con sus propios ojos la noticia que no quería creer. Horas después, vio ingresar a Gómez a su domicilio.

Buscando alguna explicación, llamó por teléfono a su casa y preguntó si todo estaba bien. La mujer indicó que los hijos estaban dormidos y ella se disponía a hacer lo mismo.

Iracundo y sin importar la presencia de los menores, García sorprendió a los amantes en la cama y, arma en mano, acabó con sus vidas.

Tras ser arrestado, García reconoció el delito, según reportó el portal Soledad Noticias. “Me fue infiel y manchó mi honor como hombre, lo único que hice fue quitar de este mundo a la mujer que destruyó mi vida“, declaró.

Sin mostrar arrepentimiento, el autor del crimen permanece detenido y a la espera del juicio.

Fuente: http://www.infobae.com